Visitar Alemania: primavera verde

Hay muchos destinos interesantes para disfrutar en Europa, pero Alemania siempre es uno de esos destinos interesantes que podemos visitar en cualquier época del año. Las preferencias del viajero siempre marcan el ritmo de la visita al país, pero uno de los momentos más atractivos para visitar Alemania es la primavera.

En esta época del año el verde es lo que predomina en un país en el que las nieves del invierno hacen que esta época del año la vegetación aparece con fuerza en los rincones naturales del país. El duro invierno deja paso a un clima más benigno y agradable. Un buen momento para visitar Alemania y disfrutar de la comida alemana.

Lugares interesantes para conocer en Alemania

Visitar Alemania

Las grandes ciudades alemanas son una opción muy interesante para comenzar a conocer el país. Berlín es, sin duda, una de las ciudades más conocidas de Europa. Esta es una ciudad que reúne muchos alicientes para disfrutar de unas vacaciones muy interesantes.

Además de todo lo que ofrece como una de las principales capitales europeas, se le conoce como “la ciudad de los museos”. Y no es para menos, ya que tiene 175 museos, de muy variada temática y que hace que moverse por la ciudad no solo sea algo para disfrutar de la fiesta nocturna (que la hay), sino también de la cultura que atesora la ciudad.

Pasear por esta ciudad es un deleite para los sentidos. Además de los museos, el visitante se encuentra con numerosos murales y lugares tan impactantes como los restos del tristemente célebre Muro que separaba ambas Alemanias. Una ciudad que tiene una historia reciente intensa y que ha experimentado muchos cambios fundamentales en las últimas décadas.

Fiestas y tradiciones alemanas

Pero como hemos dicho, hay muchos lugares para conocer Alemania en primavera. En este momento se celebra la Semana Santa, que tiene también su repercusión en otras ciudades. En Stuttgart se celebra la Fiesta de la Primavera, donde la gastronomía tiene una gran importancia.

Regensburg Alemania

La cerveza y los platos típicos están presentes en las carpas que se suelen instalar durante el mes de abril. En otras ciudades alemanas se puede disfrutar de la Noche de Walpurgis, que va del 30 de abril al 1 de mayo y que tiene unas connotaciones sobrenaturales. De hecho, se celebra en contraposición a la Noche de Difuntos de octubre, como manera de controlar a los entes sobrenaturales.

En mayo, para celebrar la llegada de las buenas temperaturas, se celebra una curiosa actividad en el Rin. A lo largo de las ciudades que bordean este río, se disparan castillos de fuegos artificiales que crean un espectáculo de luces y sonido muy apreciado por los alemanes. Además, es un buen momento para continuar disfrutando de la cerveza y la comida alemana, que no falta en las carpas instaladas junto al río.

En realidad, Alemania tiene atracciones y eventos a lo largo de todo el año, con platos que se adaptan a cada estación y siempre con la cerveza como protagonista y reina de las bebidas. Un destino que no ha de faltar para unas buenas vacaciones, culturales y gastronómicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *